logo bioges logo_interreg feder ulpgc

¿Qué consecuencias tiene?

Las consecuencias afectan principalmente a dos sectores: salud, y agricultura

Salud

Impactos de las entradas de polvo africano

Las invasiones de aire sahariano también producen severos daños sobre la economía y la salud de la población de las Islas Canarias. Estos eventos causan perjuicios en la calidad ambiental, reduciendo sensiblemente la visibilidad y provocando molestias respiratorias. La situación se complica para las poblaciones de riesgo, especialmente niños pequeños, ancianos y enfermos con afecciones respiratorias.


Numerosos estudios epidemiológicos han obtenido suficientes datos de la correlación significativa que existe entre la exposición al material particulado atmosférico y diversos efectos adversos sobre la salud. Algunos trabajos muestran la relación entre el aumento de la incidencia de enfermedades como el asma en la población infantil y una mayor exposición al polvo en la Isla Trinidad (Caribe). Estudios en las Islas Canarias, indican una mayor incidencia en las crisis respiratorias durante los episodios de polvo africano. Sin embargo, todavía está poco estudiado el impacto que los patógenos presentes en el polvo africano podrían provocar en la salud de los seres humanos.


La incidencia sobre enfermedades del sistema respiratorio es en gran parte debida a los pequeños tamaños de las partículas de polvo. Durante los episodios de polvo un porcentaje importante de las partículas recogidas (50-60%) tienen un diámetro menor a 10 micras (PM10). La legislación sobre Calidad del Aire de la Unión Europea (directiva 1999/30/CE) indica cuales deben ser las concentraciones máximas para este rango de tallas. Existe evidencia de que estos tamaños de partícula originan efectos adversos sobre la salud. Las partículas PM10 tienen un tamaño suficiente para penetrar en la región traqueobronquial, pero sólo aquellas de diámetro menor a 2.5 micras pueden alcanzar la cavidad alveolar y, por tanto, provocar mayores afecciones. El mayor riesgo para la salud lo constituye la fracción PM2.5 (fracción alveolar de PM10), debido a su mayor capacidad de penetración en el organismo y mayor reactividad química (EPA, 1996).


La Organización Mundial de la Salud (informe de Enero de 2003) recomienda el desarrollo de la directiva europea de Calidad del Aire en lo referente al PM2.5. Asimismo, debido a la evidencia existente en la literatura que demuestra los efectos adversos de la fracción gruesa (PM2.5-10) sugiere garantizar la vigencia de la normativa respecto a PM10 (WHO, 2003).
En repetidas ocasiones ha sido noticia en Canarias el colapso de los servicios de urgencia de los centros hospitalarios y de salud debido a la llegada de calima.

 

 

Imágenes del periódico Canarias 7 durante el episodio de fuerte calima en enero de 2002

 

Cuando el polvo se deposita en los océanos y en los continentes puede afectar a los seres vivos en mayor o menor grado. Un ejemplo de estos efectos, es el desarrollo de enfermedades en los corales del Caribe que algunos científicos atribuyen directamente al impacto del polvo africano debido a su contenido en esporas de hongos que pueden infectar o dañar seriamente a los organismos. Otros ejemplos muestran como los ciclos biogeoquímicos de los ecosistemas terrestres de Sudamérica se ven alterados por la sedimentación de este material eólico.

Subir

Agricultura

El polvo mineral al depositarse sobre las hojas de las plantas afecta a la fotosíntesis y por tanto, limita el crecimiento de las mismas. Por otra parte, la deposición de estas partículas puede provocar acidificación y eutrofización en suelos y aguas superficiales, y así, también, afectar al desarrollo de la vegetación.

En la agricultura, las fuertes calimas producen pérdidas significativas en el sector hortofrutícola, aumentando el consumo de agua de regadío, disminuyendo la calidad del producto, incrementando la velocidad de maduración, disminuyendo la efectividad de la polinización, etc.
Para el caso concreto del cultivo tradicional del tomate, las pérdidas anuales en años de intrusiones severas pueden oscilar entre el 15 al 30% de la cosecha. La producción de tomates en Canarias representa un 30% sector hortofrutícola, con una superficie cultivada próxima a las 5.000 Has, dando sustento a 25.000 familias.

 

Subir